miércoles, mayo 11, 2016

Sábados en la ciencia: ¡Robótica!

El viernes pasado se quedó a dormir mi sobrino en casa, y como de costumbre, jugando Minecraft hasta tarde. No contaba con que, prácticamente a fuerzas, tenía planeado llevármelo relativamente temprano a La Burbuja, donde se llevaría a cabo una edición más del programa Sábados en la Ciencia.

Pensé que estaría todo solo. Pero no. De hecho estaba a reventar el lugar. La plática era sobre los niños indígenas de México ("Entre buquis y chilpayates", las raíces de la niñez mexicana por Ricardo Garibay), y la condujo un antropólogo. Todo un reto, debo decir. Mi sobrino, que no quería ir y sólo lo convencí a regañadientes (okay, lo obligué), salió encantado tras una sesión llena de preguntas y en la que se les prestaba toda la atención.

"Antropólogos y antropólogas... ¿ustedes qué le preguntarían a esta niña lacandona?", decía el doctor. Y todos los niños levantaban la mano con algo que decir. Ya quisieran muchos universitarios. En fin. Yo pensaba que este programa no estaba funcionando aquí, y me di cuenta porque de casualidad el antropólogo que dio la plática publicó la invitación.

Al final de la charla, los organizadores invitaron a la siguiente, en la que el tema será la robótica, exactamente un mes después. Todavía no sé quien será el encargado de impartirla, pero el propósito de este post es que si alguien está interesado en llevar a sus niños, es necesario registrarse en la fanpage de Sábados en la Ciencia una vez que se publiquen los detalles. 

Me parece perfecto que se esté llevando a cabo el programa, al parecer organizado desde el CIAD. Ojalá sigan asistiendo muchos niños y sigan sembrando en sus pequeñas y curiosas mentes que la ciencia sirve para resolver problemas (el mensaje final). 

¡Ojalá hubiera también sábados en la ciencia para adultos (o bueno, para jóvenes)! Science cafés, qué se yo. En el Santa Fe Institute se las ingenian hasta para hacer un podcast, no veo porque no podemos hacerlo aquí. 

Creo que la última vez que asistí a una plática de divulgación periódica y abierta al público fue en los tiempos de Antonio Sánchez, en el área de Astronomía de la Unison, pero quizá se deba a que soy la mujer más desconectada y ensimismada del mundo. Hay de historia, de literatura... ¿pero de STEM? Quizá debería escuchar más Radio Universidad (thinking emoji...) y/o organizar un science café yo misma. ¿Quién dijo yo?

@talya xx



martes, mayo 10, 2016

Dino Pardo y su proyecto en TEDx

Ya sé que qué les importa les vale, pero el caso es que estoy estudiando un doctorado y en este momento de mi vida -además de la crisis de los 40- estoy en una crisis nerviosa de entrega de avances de tesis. Pero ese no es el punto. El punto es que el pasado viernes durante una de muchas entrevistas que tengo programadas con diversos académicos, científicos investigadores, ingenieros, etcétera, surgió el nombre de Dino Pardo y su nuevo proyecto.

¿Sí lo conoces, no? Pues, sí. Sé quien es. "Lo entrevisté una vez", dije. Y recordé claramente las instalaciones de CIDIA, en Villa Satélite. Después me quedé pensando que significó un poco más que una entrevista más de las mil que hice en los casi 10 años que me dediqué a eso. Digo que fue un poco más porque me picó las costillas y dejó en mi clavada la espina de la inquietud cuando me dijo la cantidad de patentes que tenía la Unison.

¿Sabes cuántas tiene?, me dijo. No sabía. "Una", me miró muy serio. "Es un problema". Desde luego que sí, y mis dedos volaban anotando en una libreta de esas de taquigrafía. Una patente. Una y solo una. Wow, pensé. Estamos hablando del primer año en que vino Richard Stallman a Hermosillo, traído por obra y gracia de @demrit, por cierto.

Digo, yo sé que pueden discutir todo lo que quieran la validez del sistema de patentes y bla bla bla, pero lo cierto es que la generación de patentes es un síntoma inequívoco de un ecosistema de innovación funcional (sin contar las de software, pero ese es otro tema). Entonces, ¿qué hay de todas las ferias de creatividad y etcétera? 

No recuerdo qué me contestó, pero si me baso en el informe de la OCDE sobre Sonora que estoy leyendo, la respuesta son tonterías. No exactamente tonterías, pues, pero ustedes entienden. Mucho ruido y pocas nueces. Mucho producto regional y poca creatividad real. Y está bien, de todo tiene que haber, pero seguimos con el dato de sólo una patente (que no sé si ya cambió). 

El caso es que "me traumé" y a la fecha me sigue preocupando el tema, que por ahora dejaré para concentrarme en el nuevo proyecto de Pardo, a quien precisamente me recomendaron entrevistar de nuevo. Se trata de SOFIA XT, una plataforma de software didáctico para aprender matemáticas, y por supuesto, no lo he revisado, apenas si sé de su existencia. 

Pero si conocí lo suficiente la personalidad de su creador con apenas una hora de platicar con él (que presuntuosa, ya sé), estoy casi segura que fue su preocupación por el desarrollo del pensamiento lógico y matemático de las nuevas generaciones lo que lo llevó a crear este proyecto.

Atender una de las fallas de origen. Que buena idea. Pago por ver. No es como que no haya cientos de ejemplos de software educativo con este fin, pero este lo tengo que ver.

¡Estoy entusiasmada por asistir a su plática en TEDx! Lo que es yo, jamás perderé las esperanzas, aunque se tenga que comenzar de cero. ¡Hola! ¿Necesitan evangelizadores? ¡Count me in! XD Por cierto, ¿planean asistir a este evento? 

@talya xx

lunes, mayo 09, 2016

Bus Sonora Móvil: Funciona y la usan

El viernes dejamos el carro en el taller de AC y tras unos minutos batallando para añadir las tarjetas de crédito (sin éxito) a la app de UBER (en nuestros vejestorios iphone 4 y 5s, deposítenos...) decidimos ser aventureros y lanzarnos a usar el transporte público. ¿Qué podría salir mal?

Bueno, es un error ser aventurero entrados en mayo alrededor de mediodía. El transporte público avanzó unos cinco minutos y después algo se le reventó (¿la bomba del aceite?) y paró en seco. No nos quedamos a averiguar, nos bajamos y seguimos caminando hacia el folclórico centro de la ciudad, donde hicimos un depósito en el banco y nos detuvimos a esperar otro transporte. No sé por qué. Quizá porque me caen tan gordos los taxistas. 

En fin, el caso es que en eso estábamos cuando un jovenzuelo se detuvo a nuestro lado hablando con su compañera y diciéndole que esperara un momento, que iba a "checar dónde venía el camión". Por supuesto que yo de inmediato le pregunté si se podía hacer eso. Y de inmediato se dispuso a mostrarme cómo hacerlo usando la app Bus Sonora móvil, preguntándome cuál unidad esperaba. Tal y tal. Clickeety click. Badabum. Ya viene, en un par de minutos.

Y yo, que sólo había recibido críticas de segunda mano respecto de esta aplicación desarrollada por Big Bang, me sorprendo de veras. Mi percepción estaba equivocada. Esta simple anécdota me muestra claramente que la aplicación funciona, y funciona bastante bien. No la había probado nunca porque, bueno, en realidad casi no utilizo el transporte público. Justificadamente, debo decir. 

¿Y la usas a menudo?, pregunto. ¡Sí, todo el tiempo, siempre me salva de llegar tarde!, me dice. Vaya, pienso para mis adentros. Es realmente genial, yo pensaba que no servía para nada (y no porque la app haya estado mal hecha, conozco la capacidad de sus desarrolladores, sino por cuestiones logísticas de los GPS de los camiones).

Así que, ¿qué tal? Funciona y la usan. Es un descubrimiento para mi. Me pone contenta. Pero claro, la sonrisa se me borra de la cara cuando veo llegar la unidad (efectivamente, en un par de minutos) y es una cafetera destartalada con páginas de periódico pegadas en la parte superior del cristal delantero (¿para tapar el sol al chofer?) y el estado deprimente general que caracteriza al transporte público en Sonora.

Al menos la aplicación funciona, pienso, mientras caen las monedas en la caja recolectora, se cierran las puertas con un rechinido y la unidad avanza a tumbos, mientras sus pasajeros soportan estoicamente el estado de las calles de la ciudad. 

Me quedo viendo el screenshot de la app (ahora sí, ya la descargué), la representación de la unidad sobre el mapa, la precisión, la experiencia de usuario, dos pulgares arriba. ¿El camión "real" en el que voy? Una verdadera pocilga... ¿Qué ironía, no?

Por cierto, todavía no resuelvo mi problema con Uber. ¿Soy la única?

@talya xx

jueves, mayo 05, 2016

Convocatoria Estatal PROSOFT 3.0 2016 (y el último padrón de beneficiarios)

Atención, señoras y señores con un proyecto de desarrollo de software en la cabeza o inquietudes de incorporar con mayor fuerza las TIC en sus empresas e instituciones: Desde el 5 de abril y hasta el 5 de agosto está abierta la convocatoria PROSOFT. 

El primer corte (de cuatro) es precisamente mañana. Pero todos los detalles los puede leer aquí. Ojalá que muchas empresas e instituciones participen y obtengan estos recursos, porque es muy desesperante repasar las listas de apoyos de PROSOFT a nivel nacional y sólo ver CINCO de Sonora, como ocurrió la última vez que revisé. 

La lista de empresas que recibieron apoyo económico durante el último trimestre del 2015 es la siguiente:

  1. Vangtel México (914,539.00)
  2. Materiales para Impresoras y Copiado SA de CV (949,005.00)
  3. TSI ARYL S de RL de CV (340,682.87)
  4. CT Internacional del Noroeste SA de CV ($1,560,247.46)
  5. Anexa Comunicaciones SA de CV ($2,426,657.74)

Fuente: Secretaría de Economía/Prosoft
*(En todos los casos, la denominación del intermediario es CANIETI, listado correspondiente al cuarto trimestre del 2015)

Ojalá esta próxima vez veamos más nuevas iniciativas, instituciones de educación superior, empresas enfocadas en el desarrollo de software, etcétera, y menos shelters, distribuidores de componentes y call centers. No sé. Como que falta sentido de innovación. Como que algo no me cuadra. ¿Materiales para impresoras y copiado, en serio? 

No tengo nada contra estas compañías, aclaro, pero siento que de alguna manera contravienen el espíritu que supuestamente mueve a PROSOFT, que es fortalecer las capacidades de desarrollo de software, aunque al final todo viene a terminar en definiciones: "acelerar el crecimiento económico del país mediante el incremento en productividad y el mejoramiento de la competitividad en los diversos sectores estratégicos".

A final de cuentas se trata de una política pública relativamente exitosa que debutó el 2002 (ya 14 años!) y ha apoyado a muchas empresas e instituciones (Nearsoft, Novutek, ITSON vienen a la mente). Sí, también a Salsas Castillo. Aunque, corríganme si me equivoco, al menos en Sonora pasó unos años en la celda de castigo.

No estoy segura cómo funcionaba anteriormente, pero hoy en día se trata de un programa de carácter temporal con participación 25% federal, 25% estatal y 50%  del beneficiario. De cualquier manera, los criterios básicos de selección se dividen en las modalidades A (proyectos que fomentan la innovación), y B, empresas usuarias y proveedores de beneficiarios.

El listado completo del cuarto trimestre de 2015 y el monto correspondiente de apoyo autorizado a cada empresa puede consultarse aquí. A simple vista, mucho pero mucho DF, mucho (pero mucho) Jalisco, muy poco Sonora. 

Out!

miércoles, mayo 04, 2016

Sonora Talks

Me da muchísimo gusto que se estén realizando este tipo de prácticas en Hermosillo. Si bien todavía no me ha tocado asistir a una (siempre me entero demasiado tarde), me llama la atención que los boletos están agotados. Habla del interés que hay por este tipo de conversación.

Estoy hablando de Sonora Talks, una reunión organizada por el ISJ que tendrá lugar en unos minutos (a las 19:00 horas) en la terraza de la plaza Bicentenario. No tiene costo, pero sí cupo limitado. De nuevo me quedo con las ganas, al igual que en la organizada por el Ayuntamiento de Hermosillo. 

Se puede ser pesimista y considerar que son esfuerzos estériles, pero quiero pensar que estas cosas realmente contribuyen el inicio de diálogos, nuevas conversaciones y puntos de partida. Según la información publicada en Boletia (donde se reservan los boletos y después se muestran en el celular), el formato es de "plática casual" y el propósito es "impulsar startups sonorenses".

Durante cada sesión se tienen dos invitados, quienes hablan por unos minutos (realizan un "pitch" según la jerga) para después dar espacio a preguntas de los asistentes. Tratándose de un evento de brainstorming y networking, lo ideal sería que anduvieran por allí personas interesadas en invertir, por lo menos algunos empresarios y/o profesionistas con experiencia, que pudieran aportar sustancia a la hora de retroalimentar las ideas de los jóvenes asistentes.

Desconozco si se aplica algún tipo de logística para incentivar una asistencia multidisciplinaria y diversa, o un balance entre recién egresados y gente con experiencia. Lo cierto es que es que creo que es una buena iniciativa, de la que espero que salgan con muchas ideas y entusiasmo quienes asistirán hoy. Siempre he sido una gran entusiasta de estas cosas, aunque en el fondo combata un redomado pesimismo.

En fin, por lo pronto ya no alcancé boletos. Quizá sea una buena idea comenzar a seguir en facebook al ISJ. Si van, me cuentan.

Out.

martes, mayo 03, 2016

¿Y dónde está la página Web?

Lo que voy a escribir a continuación me parece inaudito. Recientemente he estado husmeando investigando una serie de actores regionales que juegan un papel importante para la innovación en el estado -presumiblemente, al menos-, y me he topado con algunos casos en los que es prácticamente imposible encontrar información en línea (no hay sitio web, no hay página de facebook, no hay cuenta en twitter o fue creada hace cien años y tiene 2 followers y ningún update).

Por lo menos en dos ocasiones cerré violentamente la laptop en total frustración. ¿Cómo es posible que estas empresas/instituciones formen parte del Reniecyt  (Registro Nacional de Empresas Científicas y Tecnológicas) y NO dispongan de un sitio de internet y un manejo al menos semi adecuado de social media? Me conformo con el sitio. 

¿Es un nuevo trend no tener presencia en la red? ¿No debería ser un requisito ultra mínimo? En el caso de Sonora, la base de datos está compuesta por 282 registros, y les cuento que el estado de las cosas es uno sí, uno no, uno es fácil de encontrar, otro tiene una página en facebook de hace mil años, sin actualizar, otro nomás aparece un registro misterioso en caché, otro sí, todo bien... 

Recordé las sabias palabras de @elvipo cuando decía, en una plática reciente, que precisamente ya no es necesario atiborrar al cliente con toda la información de contacto (dirección, número de teléfono, sucursales, etcétera) cuando toda esa información puede encontrarse en un dos por tres en internet. Son otros tiempos, pero los clientes (algunos) insisten en "meter" todo, decía.

Pero bueno, ¿son otros tiempos, really? El hecho de que se trate del conjunto de empresas e instituciones que forman parte de Reniecyt me hace aún más ruido, porque no estamos hablando de los pays de doña cuquita. No sólo habla de falta de interés en el "rostro" de la empresa hacia el mundo, sino de una completa ausencia de engagement con la comunidad. 

¿Cómo los contacto? ¿Con el número telefónico que aparece en un listado extraño de empresas que ni siquiera sé si existen? ¿Será que el Reniecyt no está actualizado y son empresas que cerraron hace años, ya venció el dominio y por eso no hay nada? No, el registro está actualizado al 31 de marzo de 2016. WTF.

A saber. Lo cierto es que deja un muy mal sabor de boca. Para muestra un botón: NPC Business Solutions. Aparece en dos directorios, y en Likedln, pero la página, sólo Dios sabe. Quizá, dando el beneficio de la duda, con el transcurso del tiempo cambiaron de nombre y por eso no es posible encontrar la página, pero entonces... ¿no debieron cambiar su perfil? Se supone que es una firma que ofrece "servicios de consultoría en computación".

De social media mejor ni hablamos, al parecer es una cuestión de todo o nada. Hay empresas e instituciones que lo tienen dominado, un manejo impecable, y hay otras que a estas alturas... bueno... con decir que al estar calificando el uso de social media la medida con menor valor era "inactiva", seguida de "semiactiva" (han publicado algo al menos el último mes), muchas veces me sentí tentada a escribir "raquítica", "boba", "no puede ser", "¿es una broma?", "quién es el CM, por Dios"... en fin, ustedes entienden. Y muchas son universidades. 

¿Qué será lo que está pasando? Tal vez mis habilidades con Google ya no son tan buenas...

Out.

viernes, abril 29, 2016

Las placas de nunca acabar

Sólo diré que hace ya más de una década escribí sobre lo mismo, esa vez entrevistando a los encargados del departamento de informática de la Secretaría de Hacienda (según recuerdo) y en las instalaciones del CUM. Ah, los tiempos de recaudación extrema y la manía de dejar todo para el final (death and taxes, right?). 

Mis entrevistados tapaban el sol de filas kilométricas de gente sudorosa y malhumorada con un dedo. Honestamente no recuerdo sus argumentos de por qué las cosas eran como eran. Y yo, que nunca pierdo la fe en la humanidad, les creía. Que los procesos iban a mejorar, que las bases de datos, que el padrón vehicular, blah blah blah. 

A estas alturas del milenio, yo me pregunto cómo es posible que TODAVÍA no se pueda pagar el reemplacamiento, los engomados, multas y esas cosas POR INTERNET sin la mentada cuenta única de contribuyente que aparece en la página de "Sonorense Cumplido", simplemente ingresando los datos de autenticación necesarios (IFE, número de placas, número de licencia, etcétera) y la información de pago. Y tampoco es como que expliquen mucho, o digan cómo obtener la cuenta única. Sólo aparece un letrero horripilante y una advertencia de que no se puede pagar en Banamex.

Entiendo que los objetos físicos se tengan que ir a recoger, pero bien los podrían mandar por correo o paquetería express. ¿Aumenta esto  los costos de operación? Cobren extra a quien opte por este servicio. Done. ¿Es una cuestión de identidades? ¿O hay que mantener viva a la burocracia? 

¿Cuál es el punto de tener cientos de gentes amontonadas en las agencias fiscales, para hacer una transacción que a final de cuentas es electrónica? Que alguien me explique. ¿Son problemas de logística?

Yo sé que no son enchiladas, pero se han tardado demasiado (sorry), sólo espero estar viva para ver el día en que no haya necesidad de tumultos en las agencias y subagencias fiscales al acercarse la fecha de vencimiento porque todo el mundo las está pagando por internet. 

Ni hablar, tome una ficha y espere (5 horas) su turno. Mientras, puede observar cómo transitan muy campantes y quitados de la pena los dueños de flamantes ONAPAFFAS y reflexionar el por qué tiene que PAGAR ANUALMENTE por el derecho de transitar libremente en un automóvil que fue adquirido LEGALMENTE en el país

Ojalá estuviera equivocada respecto a la cuestión del pago en lína, me encantaría estarlo. Si es así, de inmediato sáquenme alguien de mi vil ignorancia, aprendo el nuevo procedimiento, y ésta será la última vez que poso mi trasero en una de esas sillas de espera recaudatorias y/o tomo otro nefasto turno 170.

Out.